Imagen



Navegación

Página de inicio

Página aleatoria
Todas las páginas
Categorías
Navegación

Administración
Archivos

Buscar en este sitio
»


Nefrolitotomía percutánea (NLP)

RSS
Modificado el jueves, 15 de noviembre de 2012 12:36 por Administrator Categorizado como Cirugía
Es una intervención quirúrgica endoscópica renal de la modalidad endoscópica. Se realiza a través de un pequeño corte en la zona lumbar por el cual se introduce en tubo que permite el acceso dentro del riñón.


Método

En primer lugar se punciona el riñón con control de rayos X. Después se procede a dilatar el trayecto y a introducir una vaina o tubo de plástico que conecta el interior del riñón con el exterior. A través del tubo se introduce un endoscopio (renoscopio) que va conectado a una cámara de TV. Es posible visualidad el interior del riñón y, una vez localizada la piedra o lesión que se quiera tratar, se introduce un aparato de litotricia tipo láser Holmium (lasertripsia), neumático o ultrasónico, procediéndose a fragmentar los cálculos. Los fragmentos se extraen con unas pinzas especiales. Una vez limpio el riñón se retiran los tubos y se dejar unos catéteres de protección que son retirados posteriormente. Si se trata de tumores se realiza su eliminación con electrocoagulación o láser.

Indicaciones

Se realiza sobre todo para extraer cálculos (piedras) del riñón, cuándo éstas son mayores a 3 cm, o cuando no pueden resolverse con otras técnicas como la litotricia extracorpórea. También es útil para extirpar el tumor de vías renales (cáncer de urotelio) cuando son superficiales y no muy extensos.

Alternativas

Para cálculos no muy voluminosos y accesibles a través del uréter puede realizar un técnica de ureteroscopia llamada RIRS, mediante la que se accede al interior del riñón no por vía percutánea sino por vejiga y uréter. Para cálculos compactos situados en el centro del riñón, siempre que éste sea accesible puede emplearse la laparoscopia.

Resultados

Los cálculos simples son extraídos completamente en el 80-90% de casos. Si se trata de piedras muy voluminosas u ocultas en las cavidades más periféricas del riñón suelen quedar fragmentos inaccesibles, que pueden ser tratados con una nueva intervención (por esta u otra vía de acceso) o con litotricia extracorpórea. En el caso de tumor de vías puede lograrse su extirpación completa si es superficial y limitado, evitando la extirpación completa del riñón.

Complicaciones

Normalmente la cirugía percutánea transcurre sin complicaciones. Cuando éstas aparecen suelen ser en forma de hemorragia o infección. La hemorragia puede requerir transfusión de sangre. Si el sangrado se perpetúa puede ser necesario un cierre selectivo de la arteria sangrante (embolización) sin necesidad de cirugía mayor. En casos excepcionales puede ser necesaria la nefrectomía. Las complicaciones infecciosas graves (sepsis) requieren tratamiento antibiótico en un entorno de cuidados intensivos. Complicaciones excepcionales son la lesión de órganos vecinos durante las maniobras quirúrgicas (intestino, hígado, bazo, pulmón).

Cuidados posoperatorios

Los pacientes suelen salir de quirófano con catéter ureteral y sonda de nefrostomía, que protegen de la hemorragia y la infección y ayudan al riñón a su drenaje normal de orina. En casos simples pueden evitarse los catéteres y las sondas en el postoperatorio (tubeless). Como apenas hay herida no son apenas necesarias las curas. Si la evolución es correcta, el paciente sale de alta hospitalaria a los 3-4 días de la intervención.



(c) Asociación Española de Urología. Todos los derechos reservados.





AVISO IMPORTANTE

La información que la AEU facilita en esta página va dirigida al público general y es de carácter divulgativo. El lenguaje empleado está adaptado, en la medida de lo posible, al lenguaje popular, para hacerla inteligible. Esto conlleva algunas carencias si lo que se desea obtener son datos científicos y clínicos objetivos, lo cual excede a la intención de esta página. Ninguno de los contenidos de la presente página puede sustituir de ninguna manera el consejo médico real. Tampoco pueden tomarse decisiones de carácter médico u omitirlas en función de los contenidos de está página, que son únicamente informativos. El alcance de la información de esta sección sobre Enfermedades Urológicas está limitado a aportar una visión divulgativa sobre un tema concreto y no puede ser utilizada en ningún caso para establecer una indicación de pronóstico, diagnóstico o tratamiento de una enfermedad o problema de salud ya que, en la Web, no es posible realizar de forma correcta estas acciones o cualquier otra acción médica. Los temas expuestos han sido redactados por especialistas en urología seleccionados por la AEU. El texto se adapta a las guías clínicas y al conocimiento médico actual si bien no es posible garantizar de forma absoluta la vigencia y veracidad de todos los conceptos expuestos. El avance de la medicina es continuo y las informaciones contenidas en esta página pueden quedar obsoletas o ser cuestionadas en cualquier momento. Por todo ello es imprescindible que, para cualquier consulta o toma de decisión médica, se dirija Ud. directamente a su urólogo.