Imagen



Navegación

Página de inicio

Página aleatoria
Todas las páginas
Categorías
Navegación

Administración
Archivos

Buscar en este sitio
»


Nefroureterectomía

RSS
Modificado el lunes, 05 de noviembre de 2012 17:35 por Administrator Categorizado como Cirugía
La nefroureterctomía es una intervención quirúrgica destinada a extirpar el riñón y el uréter al mismo tiempo, preferentemente en una sola pieza. El objetivo de esta técnica es extraer todas las vías urinarias superiores del lado afectado y ello incluye necesariamente la porción carnosa del riñón (parénquima) que no puede desligarse de la vía urinaria.


Método

Se emplea una técnica mixta que combina laparoscopia y cirugía abierta o endoscopia. Con laparoscopia se extirpa el riñón pero para extraer completamente el uréter, especialmente el que se halla en la zona más baja, cercano a la vejiga es necesario realizar una técnica complementaria que puede ser cirugía abierta (con un rodete de vejiga) o cirugía endoscópica con desinserción del uréter. En esta intervención es necesario acceder a la zona lumbar y a la zona inguinal para conseguir extraer completamente la enfermedad pues el cáncer de vías urinarias superiores afecta de forma difusa a toda la vía urinaria superior.

Indicaciones

Está indicada en casos de cáncer de vías urinarias superiores cuando el tumor es extenso, de alto grado o infiltrante. También en casos de hidronefrosis y uréter ectópico, en que deben ser extraídos un riñón que no funciona asociado a su uréter con desembocadura anómala (malformación congénita

Alternativas

En casos de tumores de pequeño tamaño y extensión puede hacerse resecciones limitadas mediante cirugía percutánea o ureteroscopia. Si existe carcinoma in situ puede aplicarse medicación de contacto con BCG.

Cuando la nefroureterectomía es necesaria no hay alternativa posible. Si no se aplica la intervención, el cáncer avanzará de forma inexorable. En pacientes que no pueden soportar una cirugía de esta envergadura (por su edad muy avanzada y sus enfermedades crónicas asociadas) ha de optarse por un tratamiento paliativo, a medida que van surgiendo problemas como el sangrado (hematuria), el dolor o la insuficiencia renal. La quimioterapia y la radioterapia no son eficaces.

Resultados

La nefroureterectomía consigue la curación completa en un buen número de pacientes. Como el es una enfermedad de todo el árbol urológico es necesario controlar la vejiga y el riñón contralateral. Con un solo riñón restante se puede hacer una vida completamente normal.

Complicaciones

Presenta la posibilidad de hemorragia que, en ocasiones, puede requerir transfusión de sangre y revisión quirúrgica. Durante las maniobras de disección renal y ureteral pueden lesionarse los órganos vecinos (intestino, hígado, bazo, páncreas, vasos ilíacos, órganos pelvianos). En los primeros días del postoperatorio puede haber grados variables de parálisis intestinal. Pueden haber fugas de orina a partir del orificio de la vejiga al desinsertar el uréter, lo cual es evitado colocando una sonda vesical.

Cuidados postoperatorios

La laparoscopia permite una rápida recuperación y evita las molestias derivadas de la clásica incisión abierta. Si la evolución es correcta, el drenaje es retirado en las siguientes 24-48 horas de la intervención y el alta hospitalaria se produce en pocos días. La cirugía abierta requiere un proceso de recuperación y de curas más largo. Una vez operado, el paciente pasa unas horas en reanimación y si se recupera bien pasa a planta. Se realizan análisis para verificar que la función renal es correcta. En la cirugía abierta existen las complicaciones derivadas de la incisión, como dolor, deformidad del abdomen y hernias.

(c) Asociación Española de Urología. Todos los derechos reservados.





AVISO IMPORTANTE

La información que la AEU facilita en esta página va dirigida al público general y es de carácter divulgativo. El lenguaje empleado está adaptado, en la medida de lo posible, al lenguaje popular, para hacerla inteligible. Esto conlleva algunas carencias si lo que se desea obtener son datos científicos y clínicos objetivos, lo cual excede a la intención de esta página. Ninguno de los contenidos de la presente página puede sustituir de ninguna manera el consejo médico real. Tampoco pueden tomarse decisiones de carácter médico u omitirlas en función de los contenidos de está página, que son únicamente informativos. El alcance de la información de esta sección sobre Enfermedades Urológicas está limitado a aportar una visión divulgativa sobre un tema concreto y no puede ser utilizada en ningún caso para establecer una indicación de pronóstico, diagnóstico o tratamiento de una enfermedad o problema de salud ya que, en la Web, no es posible realizar de forma correcta estas acciones o cualquier otra acción médica. Los temas expuestos han sido redactados por especialistas en urología seleccionados por la AEU. El texto se adapta a las guías clínicas y al conocimiento médico actual si bien no es posible garantizar de forma absoluta la vigencia y veracidad de todos los conceptos expuestos. El avance de la medicina es continuo y las informaciones contenidas en esta página pueden quedar obsoletas o ser cuestionadas en cualquier momento. Por todo ello es imprescindible que, para cualquier consulta o toma de decisión médica, se dirija Ud. directamente a su urólogo.