Imagen



Navegación

Página de inicio

Página aleatoria
Todas las páginas
Categorías
Navegación

Administración
Archivos

Buscar en este sitio
»


Cáncer de próstata

RSS
Modificado el lunes, 30 de mayo de 2016 17:30 por Administrator Categorizado como Enfermedad
El cáncer de próstata (CP) es un tumor maligno que asienta en la zona periférica de la glándula prostática. Afecta sobre todo a hombres mayores de 50 años Por lo general el CP evoluciona lentamente y no es tan letal como otros tipos de cáncer, exceptuando algunos casos especiales de CP muy agresivo. Las células cancerosas asientan con preferencia en una zona diferente del lugar donde crece la HBP, que es una enfermedad benigna. En pacientes que no han sido diagnosticados de forma precoz el CP puede ser diagnosticado cuando ya ha desarrollado metástasis.



Tabla de Contenidos [Ocultar/Mostrar]


Causas

Se desconocen las causas aunque el CP está relacionado la edad (por encima de los 45-50 años) y factores hormonales masculinos.

Diagnóstico

El diagnóstico consiste en la realización del tacto rectal y una análisis de sangre con determinación del PSA (antígeno prostático específico), un marcador tumoral. Cuando el PSA está elevado por encima de 10 ng/ml aumenta drásticamente la posibilidad de CP. El diagnóstico se confirma con una biopsia de próstata, la cual permite obtener pequeños pedazos de próstata. La observación al microscopio confirma la presencia de células cancerosas y permite apreciar el grado de agresividad de las células tumorales (escala de Gleason). Pruebas como la ecografía, el TAC, la RNM y la gammagrafía sólo son necesarias en casos especiales y dan idea del grado de extensión (metástasis) de la enfermedad.

Tratamiento

Si el cáncer está limitado a la próstata el tratamiento es quirúrgico, mediante una intervención la llamada prostatectomía radical (PR), que puede realizarse por vía abierta, laparoscopia o cirugía robótica. La robótica es la que consigue mejores resultados funcionales para el paciente (conservación de la potencia sexual y control de la orina). La radioterapia es un tratamiento equiparable en eficacia a la cirugía, aunque con connotaciones técnicas y de seguimiento diferentes a aquella. La crioterapia y la radioterapia intersticial son apropiadas para casos muy seleccionados de enfermedad muy localizada. Cuando la enfermedad se ha extendido fuera de la próstata la posibilidad de ser curada con PR o con radioterapia disminuye drásticamente por lo que, por regla general, no están indicados estos tratamientos y hay que recurrir a otras alternativas como el tratamiento hormonal. Cuando la enfermedad progresa después del tratamiento radical la enfermedad está ya avanzada en el momento del diagnóstico (ganglios o metástasis) se aplica tratamiento hormonal, de forma completa (castración). En casos especiales están indicados regímenes especiales de hormonoterapia o quimioterapia.



En pacientes ancianos (por encima de 73-75 años) el tratamiento está supeditado a sus enfermedades concomitantes y expectativas de vida. Puede ser correcto no realizar tratamiento quirúrgico, ya que el CP suele avanzar muy lentamente, es controlable temporalmente con hormonoterapia y no significa un peligro inminente para el paciente.

Pronóstico

Cuanto más tardío es el diagnóstico mayor tamaño tiene el tumor, con el consiguiente peor pronóstico. Los CP de pequeño tamaño, con PSA y Gleason bajo suelen tener unas altas tasas de curación y supervivencia. Los CP con tamaño grueso (tocable al tacto rectal), PSA y Gleason altos son de peor pronóstico. Los CP con metástasis son los de peor pronóstico, si bien la supervivencia puede ser bastante larga.

Enlaces

Entrevista al Dr. J.M. Cózar, Presidente de la AEU, en Diario Médico, respondiendo preguntas de los usuarios http://www.diariomedico.com/opinion-participacion/encuentros-digitales/juan-manuel-cozar

(c) Asociación Española de Urología. Todos los derechos reservados.





AVISO IMPORTANTE

La información que la AEU facilita en esta página va dirigida al público general y es de carácter divulgativo. El lenguaje empleado está adaptado, en la medida de lo posible, al lenguaje popular, para hacerla inteligible. Esto conlleva algunas carencias si lo que se desea obtener son datos científicos y clínicos objetivos, lo cual excede a la intención de esta página. Ninguno de los contenidos de la presente página puede sustituir de ninguna manera el consejo médico real. Tampoco pueden tomarse decisiones de carácter médico u omitirlas en función de los contenidos de está página, que son únicamente informativos. El alcance de la información de esta sección sobre Enfermedades Urológicas está limitado a aportar una visión divulgativa sobre un tema concreto y no puede ser utilizada en ningún caso para establecer una indicación de pronóstico, diagnóstico o tratamiento de una enfermedad o problema de salud ya que, en la Web, no es posible realizar de forma correcta estas acciones o cualquier otra acción médica. Los temas expuestos han sido redactados por especialistas en urología seleccionados por la AEU. El texto se adapta a las guías clínicas y al conocimiento médico actual si bien no es posible garantizar de forma absoluta la vigencia y veracidad de todos los conceptos expuestos. El avance de la medicina es continuo y las informaciones contenidas en esta página pueden quedar obsoletas o ser cuestionadas en cualquier momento. Por todo ello es imprescindible que, para cualquier consulta o toma de decisión médica, se dirija Ud. directamente a su urólogo.