Imagen



Navegación

Página de inicio

Página aleatoria
Todas las páginas
Categorías
Navegación

Administración
Archivos

Buscar en este sitio
»


Riñón

RSS
Modificado el jueves, 15 de noviembre de 2012 14:32 por Administrator Categorizado como Anatomía
Es el órgano que se encarga de la depuración de la sangre. Mediante un complicado mecanismo de filtración consigue extraer de la sangre todas las sustancias sobrantes y tóxicas que se producen a diario en el cuerpo humano. Dichas sustancias son principalmente agua, urea, creatinina, sodio, potasio, calcio, magnesio. También depura otras sustancias provenientes de alimentos y medicamentos. Para ello el riñón posee en su interior millones de unidades funcionales llamadas nefronas, encargadas de filtrar la sangre y limpiarla del exceso de sales y agua sobrantes, formando la orina.

Esquema anatómico del rinón derecho

Esquema anatómico del rinón derecho


Se consigue con ello un equilibrio entre el ingreso de estas sustancias y las necesidades propias de cuerpo, siendo eliminado aquello que sobra. El riñón es quien se encarga del balance entre entradas y salidas de todas estas sustancias (equilibrio hidroelectrolítico). El riñón fabrica también algunas hormonas como la eritropoyetina (fabrica glóbulos rojos e impide la anemia) y la renina-angiotensina (controla el flujo circulatorio renal y la tensión arterial).

Cada riñón se situa a derecha e izquierda respectivamente en la zona lumbar del abdomen. Mide unos 12-14 cm de largo por 8 cm de ancho y está rodeado de una capa de grasa protectora. Se halla en un espacio anatómico llamado retroperitoneo. Cada riñón descansa sobre los músculos de la pared posterior del abdomen. Por delante está cubierto por los vestigios de las hojas peritoneales que lo separan de las vísceras abdominales (hígado, bazo e intestinos). El riñón derecho se relaciona con el hígado y el duodeno, mientras que el izquierdo lo hace con el estómago, el bazo y el páncreas. Cada riñón dispone de una vía urinaria que recoge la orina y la conduce hasta la vejiga a través del uréter.

El riñón se compone de varias partes:

  • Arterias y venas: Son de grueso calibre y conectan directamente con los grandes vasos del abdomen (aorta y cava). Se encargan de llevar sangre al riñón y devolverla limpia al torrente circulatorio.

  • Parénquima: Es la parte sólida del riñón, donde se hallan las células renales y las estructuras que filtran y concentran la orina (neurona) y la conducen a la vía urinaria (túbulos) para su eliminación.

  • Vía urinaria: Es el conjunto de estructuras de recoge de la orina formada en el riñón, lista para ser eliminada hasta el exterior. La orina gotea desde los túbulos a través de las papilas y la orina se recoge en los cálices y de éstos pasa a la pelvis renal. De aquí la orina se introduce en el uréter que la conduce a la vejiga, y de ahí al exterior.

(c) Asociación Española de Urología. Todos los derechos reservados.





AVISO IMPORTANTE

La información que la AEU facilita en esta página va dirigida al público general y es de carácter divulgativo. El lenguaje empleado está adaptado, en la medida de lo posible, al lenguaje popular, para hacerla inteligible. Esto conlleva algunas carencias si lo que se desea obtener son datos científicos y clínicos objetivos, lo cual excede a la intención de esta página. Ninguno de los contenidos de la presente página puede sustituir de ninguna manera el consejo médico real. Tampoco pueden tomarse decisiones de carácter médico u omitirlas en función de los contenidos de está página, que son únicamente informativos. El alcance de la información de esta sección sobre Enfermedades Urológicas está limitado a aportar una visión divulgativa sobre un tema concreto y no puede ser utilizada en ningún caso para establecer una indicación de pronóstico, diagnóstico o tratamiento de una enfermedad o problema de salud ya que, en la Web, no es posible realizar de forma correcta estas acciones o cualquier otra acción médica. Los temas expuestos han sido redactados por especialistas en urología seleccionados por la AEU. El texto se adapta a las guías clínicas y al conocimiento médico actual si bien no es posible garantizar de forma absoluta la vigencia y veracidad de todos los conceptos expuestos. El avance de la medicina es continuo y las informaciones contenidas en esta página pueden quedar obsoletas o ser cuestionadas en cualquier momento. Por todo ello es imprescindible que, para cualquier consulta o toma de decisión médica, se dirija Ud. directamente a su urólogo.