Imagen



Navegación

Página de inicio

Página aleatoria
Todas las páginas
Categorías
Navegación

Administración
Archivos

Buscar en este sitio
»


Cáncer de riñón

RSS
Modificado el miércoles, 07 de noviembre de 2012 13:41 por Administrator Categorizado como Enfermedad
El cáncer de riñón consiste en el crecimiento de un tumor maligno en la zona carnosa del riñón. El carcinoma de células renales tipo células claras es el tipo más común, aunque pueden existir otras variedades. El cáncer de riñón suele encontrarse de forma casual al realizar una ecografía abdominal o una TAC (scanner) antes de que de síntomas, pero puede aparecer sangre en la orina (hematuria) o dolor en la zona lumbar.

Tabla de Contenidos [Ocultar/Mostrar]


Causas

Los factores de riesgo más comunes son el tabaco, predisposición genética, exposición a sustancias tóxicas (asbesto, cadmio, herbicidas y benceno), obesidad e hipertensión arterial.

Diagnóstico

En la actualidad, la mayoría de los tumores renales se detectan accidentalmente durante un estudio de ecografía o TAC, con lo que el diagnóstico ya está realizado. La TAC distingue los tumores malignos de otras lesiones quísticas o sólidas no cancerosas; y permite conocer detalles como el tamaño del tumor y su extensión local. Existen ocasiones en que es preciso operar y extirpar la lesión (nefrectomia parcial o total) para evaluar de forma definitiva la naturaleza de lesión.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de riñón es la cirugía, extirpando todo el riñón (nefrectomía radical) o una porción de éste (nefrectomía parcial). La cirugía parcial está reservada a los tumores pequeños, con una localización que no implique las grandes arterias que riegan el riñón. La radioterapia y quimioterapia se han mostrado muy poco eficaces y sólo algunos casos seleccionados presentan respuesta a la inmunoterapia.

En tumores renales de muy pequeño tamaño existe una alternativa al la nefrectomía. Se trata de la crioterapia o terapias de alta frecuencia (HIFU). La crioterapia provoca la congelación de la porción del riñón afectada por el tumor, sin ser necesaria la nefrectomía. Es una terapia novedosa que requiere mayor contrastación.

Las nuevas terapias antidiana, como los inhibidores de la tirosin-kinasa, han supuesto un enorme avance en el pronóstico de este tumor. Resultan especialmente útiles cuando el tumor se ha extendido más allá del riñón.

Pronóstico

La probabilidad de curación depende directamente del tamaño (estadio) y de la precocidad del diagnóstico. Cuando el tumor es de pequeño tamaño y está localizado (estadios I y II) la supervivencia a los 5 años es del 75-80%. Sin embargo cuando se diagnostica en estadios avanzados (III-IV) disminuye por debajo del 50%.

(c) Asociación Española de Urología. Todos los derechos reservados.





AVISO IMPORTANTE

La información que la AEU facilita en esta página va dirigida al público general y es de carácter divulgativo. El lenguaje empleado está adaptado, en la medida de lo posible, al lenguaje popular, para hacerla inteligible. Esto conlleva algunas carencias si lo que se desea obtener son datos científicos y clínicos objetivos, lo cual excede a la intención de esta página. Ninguno de los contenidos de la presente página puede sustituir de ninguna manera el consejo médico real. Tampoco pueden tomarse decisiones de carácter médico u omitirlas en función de los contenidos de está página, que son únicamente informativos. El alcance de la información de esta sección sobre Enfermedades Urológicas está limitado a aportar una visión divulgativa sobre un tema concreto y no puede ser utilizada en ningún caso para establecer una indicación de pronóstico, diagnóstico o tratamiento de una enfermedad o problema de salud ya que, en la Web, no es posible realizar de forma correcta estas acciones o cualquier otra acción médica. Los temas expuestos han sido redactados por especialistas en urología seleccionados por la AEU. El texto se adapta a las guías clínicas y al conocimiento médico actual si bien no es posible garantizar de forma absoluta la vigencia y veracidad de todos los conceptos expuestos. El avance de la medicina es continuo y las informaciones contenidas en esta página pueden quedar obsoletas o ser cuestionadas en cualquier momento. Por todo ello es imprescindible que, para cualquier consulta o toma de decisión médica, se dirija Ud. directamente a su urólogo.